Bariátrica Venezolana

Venezuela dice Presente en la Cirugía Bariátrica
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Registrate deja tu comentario, aprovecha la sección de preguntale al Dr.
Compañeros
AdiosObesidadADIOSOBESIDAD http://www.adiosobesidad.com/
Publicidad
Navegación
Búsqueda personalizada
FACEBOOK

Comparte | 
 

 COMO COMPORTARNOS CON LA ALIMENTACION PARA NO PERDER LA CIRUGIA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
TABATA moderadora

avatar

Cantidad de envíos : 466
Edad : 36
Localización : CARACAS
Fecha de inscripción : 14/08/2008

MensajeTema: COMO COMPORTARNOS CON LA ALIMENTACION PARA NO PERDER LA CIRUGIA   Mar Ago 19, 2008 12:14 am

Comportamiento Alimenticio.
Los cambios en la alimentación no son completamente facilitados o forzados por el nuevo estómago, de manera que los pacientes tienen que poner de su parte para cambiar los hábitos.
De hecho, la cirugía no es una alternativa para no hacer dieta, sino una medida para facilitársela al paciente.
En general, los pacientes reportan mejor control sobre su alimentación, con menor impulsividad y disminución del comer emocional.
En algunos casos, la cirugía funciona como intervención terapéutica para erradicar síntomas de comer compulsivo.
Sin embargo, no siempre hay adherencia a las recomendaciones alimenticias postoperatorias.
Algunos pacientes reinciden en comer disfuncional, si no por ingerir porciones grandes, sí por picar pequeñas cantidades de alimento entre las comidas o por consumir grandes cantidades de líquidos altos en calorías (gaseosas, alcohol, malteadas, helados). De esta forma, disminuyen el éxito potencial de la cirugía, al estancar la pérdida de peso o incluso, al producir ganancia del mismo.
Otro problema, que puede ser fuente de molestias importantes, es el vómito.
Cualquiera que sea su razón, si éste no se corrige, generará mala calidad de vida y reacciones emocionales diversas como aversión a la comida, miedo a comer, vergüenza y limitación social.
Finalmente, el denominado “síndrome de dumping” se presenta en quienes insisten en comer alimentos ricos en azúcar, generando malestar marcado, pero con distintos síntomas posibles: náuseas, vómito, mareos, desmayos, diarrea o estreñimiento. Puede resolverse espontáneamente hacia el año de la cirugía o persistir y generar aversión permanente por los dulces.

LA RECUPERACION TEMPRANA.
Durante los primeros días, mientras el paciente se repone físicamente de la cirugía, pueden o no presentarse algunas molestias. Entre ellas están:debilidad, mareos e irritabilidad, al igual que síntomas normales de dolor abdominal, inapetencia o repulsión por la comida, sensación de náuseas o vómito. Puede haber incomodidad general o específica, esta última relacionada con la presencia del dren que se deja durante los 8-10 días iníciales y que implica molestia para los movimientos, los cambios posturales e incomodidad para dormir.
El efecto psicológico principal puede ser susceptibilidad o indisposición, debido a la sensación de “estar enfermo”, que no se tenía –al menos de esa manera--, antes de entrar al quirófano. Esto a su vez puede precipitar aprensión, ansiedad, temor o arrepentimiento en el paciente, sentimientos normales que cederán poco a poco con el paso de los días y en forma más clara, en el momento en que se le retire el drenaje que ha causado limitación al principio.
Muchos pacientes experimentan euforia y gran esperanza ante la perspectiva de cambio que se les ofrece. Independientemente de la pérdida de peso inicial, la promesa de recuperación, una vez superados los riesgos iníciales de la cirugía, se ofrece como un regalo de la vida y una “segunda oportunidad”.
Una pequeña proporción de pacientes puede sufrir complicaciones médicas postoperatorias las cuales, aunque postergan la recuperación normal, una vez resueltas, dan paso al curso de mejoría esperado. En estos pacientes, el acompañamiento del grupo interdisciplinario es particularmente importante para salir adelante y retomar la recuperación normal.

LA RECUPERACIÓN MEDIA.
Comprende el período entre el primer mes y los 6 meses posteriores a la cirugía. El paciente se enfrenta al principal desafío: el reencuentro con la comida y la nueva relación que se establece con la misma. Para facilitar esto, el programa de alimentación que se prescribe consta de fases graduales, que permiten una tolerancia progresiva y no traumática de los diferentes alimentos.
En este punto, puede que la sensación normal de hambre se haya preservado, o lo que es más frecuente, que apenas se esté recobrando tras un período inicial normal de poco apetito, disgusto ante algunos olores, náuseas, fastidio frente a la comida o temor a comer/engordar.
El impacto principal se da por la drástica disminución de porciones, las cuales nada tienen que ver con las que ingería el paciente antes de la cirugía. Esto en general es algo esperado y por lo tanto bien recibido por el paciente, pues se acompaña de una sensación de llenura temprana. Para la gran mayoría constituye una especie de “luna de miel” por el hecho de no sentir hambre, llenarse con pequeñas cantidades y ver cómo se concreta una pérdida de peso en forma rápida y evidente. Sin embargo, para algunas personas acostumbradas a derivar placer adicional de la cantidad de comida más que del alimento en sí, esto puede significar un período de adaptación un poco más largo, mientras hacen “el duelo” por no poder comer como antes.
Hay que resaltar que, aunque al inicio la dieta implica restricción frente a alimentos sólidos, muy condimentados, grasosos, dulces o con texturas duras, fibrosas y difíciles de digerir, es algo transitorio mientras se facilita el paso hacia nuevos alimentos, preparaciones y texturas. Se trata de un proceso de aprendizaje que se concreta mejor mediante el apoyo de los profesionales tratantes, al igual que de otros pacientes operados, con quienes se intercambia información a través del grupo de apoyo.
Otro efecto esperado, producto de la pérdida de peso acelerada, es la caída del pelo en aproximadamente el 40% de los pacientes. Aunque es un problema que se resuelve alrededor del primer año (recuperándose el volumen y consistencia normales), la situación puede generar ansiedad y preocupación en quienes lo viven, pues los confronta con un cambio físico adicional. Esto es algo que se supera y que puede disminuirse en impacto mediante el refuerzo en el suministro de algunos suplementos.

El Atragantamiento y El Vómito.
Se trata de dos reacciones que pueden presentarse durante los primeros meses del postoperatorio. Se presentan como consecuencia de errores del paciente al comer, mientras aprende a reconocer las intolerancias alimenticias y hasta que completa su entrenamiento en la nueva mecánica alimenticia de comer despacio, masticar adecuadamente e ingerir porciones más pequeñas.
Por esto, son síntomas que se consideran “normales” durante el inicio de la recuperación, pero que no deben perpetuarse indefinidamente ya que afectan la calidad de vida del paciente. En caso de que el paciente no pueda corregirlos con su comportamiento, es preciso descartar complicaciones mediante endoscopia o exámenes médicos adicionales.

LA RECUPERACION TARDIA.
Hacia el sexto mes, el estómago ya bien recuperado, permite alojar cantidades de comida ligeramente mayores. El hambre se restablece y para ese momento, el paciente bien “entrenado”, regula sus horarios, número de comidas, las cantidades ingeridas y normaliza su dieta, tras resolver las intolerancias transitorias que haya tenido frente a ciertos alimentos. Idealmente el éxito apunta a poder comer cualquier alimento, dentro de un esquema bien balanceado y en cantidades moderadas.
Esto hace que el estilo de vida resultante incorpore una nueva relación con la comida: una actitud responsable y disciplinada a la hora de comer, una disposición cuidadosa y atenta ante lo que se come, con modificación de gustos, preferencias y mayor inclinación hacia alimentos saludables.
Adicionalmente, requiere compromiso para tomar de manera permanente, suplementos de minerales y vitaminas necesarios para prevenir deficiencias de los mismos o malnutrición futura.
El ejercicio físico debe constituir un elemento indispensable del proceso, que se recomienda sea incorporado como rutina permanente. Practicado en forma regular, permitirá disminuir en parte el impacto de efectos secundarios tales como flacidez y pliegues en piel; además ayudará a que el paciente moldee
mejor la nueva figura e introyecte en forma gradual y no traumática, una nueva apreciación de su cuerpo.
El ritmo de la pérdida de peso es variable: algunos pacientes pierden el mayor porcentaje en los primeros 6 meses y solamente un excedente menor, en el lapso siguiente; mientras que otros lo pierden en forma más lenta pero constante, distribuida en los 12 o más meses posteriores a la cirugía. Es un proceso muy individual que depende de características personales según el grado de obesidad previa, edad, sexo, metabolismo y grado de adherencia al plan de tratamiento post-quirúrgico.

FUENTE: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://bariatricavenezolana.forosactivos.net
BECKY32

avatar

Cantidad de envíos : 64
Edad : 40
Fecha de inscripción : 14/08/2008

MensajeTema: PREGUNTA IMPORTANTE   Jue Oct 16, 2008 6:13 pm

LA RECUPERACION TEMPRANA.
Durante los primeros días, mientras el paciente se repone físicamente de la cirugía, pueden o no presentarse algunas molestias. Entre ellas están:debilidad, mareos e irritabilidad, al igual que síntomas normales de dolor abdominal, inapetencia o repulsión por la comida, sensación de náuseas o vómito. Puede haber incomodidad general o específica, esta última relacionada con la presencia del dren que se deja durante los 8-10 días iníciales y que implica molestia para los movimientos, los cambios posturales e incomodidad para dormir.
El efecto psicológico principal puede ser susceptibilidad o indisposición, debido a la sensación de “estar enfermo”, que no se tenía –al menos de esa manera--, antes de entrar al quirófano. Esto a su vez puede precipitar aprensión, ansiedad, temor o arrepentimiento en el paciente, sentimientos normales que cederán poco a poco con el paso de los días y en forma más clara, en el momento en que se le retire el drenaje que ha causado limitación al principio.
Muchos pacientes experimentan euforia y gran esperanza ante la perspectiva de cambio que se les ofrece. Independientemente de la pérdida de peso inicial, la promesa de recuperación, una vez superados los riesgos iníciales de la cirugía, se ofrece como un regalo de la vida y una “segunda oportunidad”.
Una pequeña proporción de pacientes puede sufrir complicaciones médicas postoperatorias las cuales, aunque postergan la recuperación normal, una vez resueltas, dan paso al curso de mejoría esperado. En estos pacientes, el acompañamiento del grupo interdisciplinario es particularmente importante para salir adelante y retomar la recuperación normal.

Quisiera preguntarles a las que ya están operados lo siguiente: (y lo explico así)
Apenas tengo una semana de operada me he sentido fantásticamente bien, no he tenido ni un sólo vómito, ni naúseas y mucho menos repulsión a la comida, si he tenido un poco de mareos y debilidad, no he sentido hambre pero si como ansiedad, sueño con una ensalada de atún que me tiene antojada desde hace un par de días, pero obviamente no me la puedo comer, la pregunta directa es: ¿ ES ESTO NORMAL??? silent ó soy la única operada que ya piensa en comer algo??
Por favor diganme que si soy normal pleaseeeeeeee... yo creo que sí porque cónchale uno ha pasado toda su vida comiendo y si de un día a otro tomas sólo líquidos imagino que es una ansiedad muy normal, y por eso es que dicen que los primeros días son muy difíciles, si???

Saludos y gracias! flower
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
COMO COMPORTARNOS CON LA ALIMENTACION PARA NO PERDER LA CIRUGIA
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» fuente de alimentacion
» como reglar el muelle trasero para sm?
» Como modificar instalación electrica para instalar Xenon???
» Tutorial:Como hacer un respiradero casero para el macarron del deposito
» como regular suspension y orquilla para cross

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Bariátrica Venezolana :: LUCHA CONTRA LA OBESIDAD :: POST-OPERATORIO-
Cambiar a: