Bariátrica Venezolana

Venezuela dice Presente en la Cirugía Bariátrica
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Registrate deja tu comentario, aprovecha la sección de preguntale al Dr.
Compañeros
AdiosObesidadADIOSOBESIDAD
Publicidad
Navegación
Búsqueda personalizada
FACEBOOK
Comparte | 
 

 ENTREVISTA CON EL DOCTOR JAVIER MANRIQUE BEHRENS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
TABATA moderadora



Cantidad de envíos: 466
Edad: 34
Localización: CARACAS
Fecha de inscripción: 14/08/2008

MensajeTema: ENTREVISTA CON EL DOCTOR JAVIER MANRIQUE BEHRENS   Dom Ago 17, 2008 7:48 pm

Nueva opción contra la obesidad


La gastrectomía en manga es una novedosa técnica que está ganando terreno en la pérdida de peso. Un especialista aquí la presenta. Irene Carrasquero
No es sólo dar un vuelco a la apariencia. La obesidad severa es responsable de importantes trastornos de la salud que van desde serias afecciones cardíacas hasta una mayor incidencia de cáncer, pasando por dolencias no menos importantes como osteoartritis, diabetes mellitus, dislipidemia e insuficiencia venosa, entre otras. Razones sobran para combatir lo que desde hace varios años se considera una enfermedad crónica.
Hay opciones. La cirugía bariátrica o de obesidad no es nueva. Desde hace muchos años y en varios países del mundo, entre ellos Venezuela, hay alternativas quirúrgicas para tratar esta enfermedad.

Actualmente son tres las más utilizadas:
1. El bypass gástrico: Considerado el procedimiento más exitoso en cuanto a velocidad de pérdida de peso. Consiste en reducir el tamaño del estómago, por un lado, y recortar el intestino delgado, por el otro, con lo cual se obtienen dos beneficios: primero, disminuir el espacio para almacenar el alimento, lo que permite que el paciente se sienta satisfecho con menos cantidad de comida, y, segundo, acortar el recorrido del alimento dentro del sistema digestivo, con lo cual el organismo del paciente no absorbe totalmente los componentes de la comida y, por ende, no engorda.
2. La banda gástrica: Se trata de la colocación de un anillo de silicón alrededor de la entrada del estómago (manteniendo éste de su mismo tamaño), lo que retarda la entrada del alimento y hace que el paciente se sienta satisfecho con mayor rapidez.
3. La gastrectomía en manga: Esta técnica, bastante reciente, consiste en quitar parte del estómago y dejar éste en forma de tubo, a un tamaño mucho menor, haciendo que el paciente se llene más rápidamente.

Bajo la lupa

El doctor Javier Manrique, cirujano especialista en laparoscopia y en cirugía de obesidad, es uno de los médicos venezolanos que actualmente está aplicando la técnica de gastrectomía en manga, catalogada dentro de la cirugía bariátrica como un procedimiento restrictivo, pues su objetivo es restringir la cantidad de alimento que el paciente puede comer. “La mayor ventaja de esta cirugía es que, además de limitar la cantidad de comida que el paciente ingiere, permite controlar el apetito”, explica el doctor Manrique. Este beneficio adicional, que no se logra con las otras opciones de cirugía, es posible por el retiro de una sección del estómago llamada fundus gástrico, donde es segregada la grelina, un neuropéptido que según algunos estudios tiene que ver con la regulación del apetito.
Otro gran atributo de la gastrectomía en manga es que permite al paciente asimilar totalmente los nutrientes de los alimentos, lo cual no es posible en cirugías como el bypass gástrico, pues éste recorta el tiempo de digestión de los alimentos e impide su total absorción. Tal efecto le ha ganado enemigos a esta alternativa quirúrgica, atribuyéndole, en algunos casos, problemas de malnutrición en los pacientes después de varios años.
Ahora bien, esta posibilidad de absorber los alimentos puede, sin embargo, ser considerada una desventaja para muchos pacientes desesperados, pues esto hace que la pérdida de peso no sea tan veloz como en el caso del bypass gástrico.
Sin embargo, la gastrectomía en manga ha ganado adeptos por ser un procedimiento irreversible, lo cual es un clamor de muchos obesos que necesitan una solución radical y para toda la vida.

“Con esta cirugía, el estómago queda reducido de tamaño para siempre. Es probable que a medida que pasa el tiempo ese estómago, que es elástico, pueda dilatarse un poco y acepte un poco más de comida, pero nunca volverá a su tamaño original”, asegura el doctor Manrique. En comparación con esta solución sin vuelta atrás, la banda gástrica, por ejemplo, es más condescendiente, pues puede revertirse si el paciente lo desea.
Finalmente, la gastrectomía en manga tiene la ventaja de la independencia para el paciente, pues no requiere ajustes ni controles, más allá de los chequeos rutinarios normales de cualquier cirugía.

Señala el especialista que la banda gástrica, en cambio, implica controles periódicos, pues a medida que se pierde peso, ésta se va aflojando. Ello, sumado a que el estómago comienza a perder grasa y se ensancha, hace que el paciente pueda ir ingiriendo cada vez más alimento. Por eso, es necesario que vaya a la consulta a ajustar la banda cada cierto tiempo.
Médicamente hablando
La cirugía bariátrica no comenzó a aplicarse por el mero deseo de corregir la apariencia. Existen razones médicas que hacen de una intervención de este tipo una necesidad imperante en muchos casos.

“Nosotros no medimos el éxito de la cirugía por la cantidad de peso que el paciente perdió; lo que evaluamos es si hemos logrado que éste recupere su salud”, explica Manrique.
De hecho, y contrario a lo que podría pensarse, médicamente se habla del éxito de una cirugía bariátrica cuando el paciente pierde la mitad del peso que tiene en exceso, pues con eso normalmente deja de sufrir de hipertensión y diabetes, ya no padece de problemas respiratorios y no siente más dolor en las rodillas, entre otras ganancias, y entonces comienza a vivir una vida con más calidad. “El objetivo es que la persona pierda el peso que sea necesario para recuperar la salud tanto física como mental”, afirma el doctor.
Por ser la obesidad un problema médico, los pacientes deben ser tratados por un equipo multidisciplinario de especialistas. Además del cirujano, participan en la evaluación internistas, endocrinólogos, psicólogos, psiquiatras, fisiatras, nutricionistas, gastroenterólogos ycardiólogos. Esto se hace todavía más necesario por tratarse de pacientes obesos, y por ello con trastornos asociados a esta enfermedad, los cuales pueden aumentar los riesgos de cualquier cirugía.

¿Soy obeso?

Considerada como una enfermedad crónica, la obesidad se caracteriza por el aumento del peso corporal a expensas del tejido graso. Son varios los elementos que inciden en este desequilibrio. El elemento familiar es uno de ellos, así como el hipotiroidismo. Pero en la mayoría de los casos, es el resultado de una combinación de varios factores, tanto individuales como ambientales, que provocan la ganancia exagerada de peso y la imposibilidad de perderlo eficazmente.
Se estima que a nivel mundial existen actualmente alrededor de 250 millones de obesos, mientras 500 millones de personas presentan sobrepeso.
¿Cómo saber si se está dentro de esta población? Para evaluar en qué condición se encuentra una persona con respecto a su peso corporal, se utiliza una medida conocida como Indice de Masa Corporal (IMC), la cual se obtiene al dividir el peso entre la estatura elevada al cuadrado.
Según la Organización Mundial de la Salud, el IMC de una persona que está en su peso ideal debe ser entre 18 y 25 kg/m2. Por encima de este rango, se comienza a escalar la ruta hacia el sobrepeso y la obesidad:
Entre 18 y 25: normal; entre 25 y 30: sobrepeso; entre 30 y 35: obesidad I; entre 35 y 40: obesidad II; más de 40: obesidad III; más de 50: superobesidad.
Las personas con obesidad a partir de grado II son candidatas a una cirugía bariátrica, e incluso los pacientes con obesidad leve (grado I), si padecen de trastornos de salud derivados de su condición, pueden ser considerados para una intervención de este tipo.

Cuerpo y mente

Si bien la cirugía bariátrica busca el bienestar físico, con el beneficio adicional de una mejor imagen corporal, no todos los obesos, aun cuando la necesiten, están preparados para enfrentar una intervención quirúrgica de esta magnitud, ni para asumir el compromiso que ella exige una vez realizada. En algunos casos, incluso, no están listos para enfrentar los cambios físicos que ésta trae consigo por más positivos que sean.
Afirma el doctor Ernesto Rodríguez, psiquiatra del grupo Humana y especialista en trastornos de alimentación, que la cirugía debe ser el último recurso en el tratamiento de la obesidad y sólo debe acudirse a ella cuando fracasan otros tratamientos más conservadores y menos agresivos.
Los criterios generales señalados como contraindicación a una cirugía de obesidad se refieren a pacientes con trastornos psiquiátricos graves como bulimia nerviosa, alcoholismo o psicosis, con incapacidad para comprender explicaciones o seguir indicaciones médicas y con un entorno familiar o social disfuncional de escasa capacidad de apoyo.
Según el doctor Rodríguez, las estadísticas confirman que entre un 6,7 y un 27 por ciento de los pacientes con obesidad severa presentan patologías psiquiátricas, siendo las más frecuentes trastornos por atracón, de personalidad y bulimia atípica, todas ellas conductas que harían fracasar una cirugía de obesidad, aun cuando ésta haya sido realizada de forma adecuada. “Alteraciones en su personalidad o patologías psiquiátricas que ameriten tratamiento y seguimiento son las causas más importantes del fracaso de una cirugía para la obesidad”, afirma Rodríguez. Por esta razón, es importante que el paciente sea visto por un equipo multidisciplinario.
Concluye el doctor Rodríguez: “Numerosos estudios han demostrado que aquellos pacientes con obesidad severa sometidos a una intervención quirúrgica que reciben intervención psicoterapéutica —antes y después del procedimiento— presentan una mejor calidad de vida, menos complicaciones y buena evolución que aquellos que no tienen apoyo psicológico”.

OCHO REQUISITOS
›› Cualquier persona que desee someterse a una cirugía bariátrica debe reunir ocho condiciones
mínimas:
1. Indice de Masa Corporal (IMC) de más 35 kg/m2, o si hay enfermedades asociadas
2. Edad entre 15 y 65 años
3. Obesidad estable por más de cinco años
4. Falla de tratamiento dietético o médico por más de un año
5. Ausencia de patología endocrina
6. Comprensión y aceptación del procedimiento
7. Ausencia de dependencia de alcohol o drogas
8. Riesgo quirúrgico aceptable

Señas
Dr. Javier Manrique
Centro Médico de Caracas
Telfs.: 550.0250 / 550.1270
Unidad de Tratamientos
de Invasión Mínima (UTIM)
Clínica Ambulatoria Medis.
Telf.: 975.3163
Dr. Ernesto Rodríguez
Grupo Humana
Instituto de Medicina Integral
Telfs.: 552.2962 / 550.1776
FUENTE: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://bariatricavenezolana.forosactivos.net
 

ENTREVISTA CON EL DOCTOR JAVIER MANRIQUE BEHRENS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» Entrevista Nelson Ciero Perdomo: Entrenador de Pureros de Compostela
» Entrevista a Nacho González, futuro entrenador del BM. Valladolid
» Pepe Mel, nuevo entrenador del Betis
» entrevista a lomu en marca (próximamente)
» entrevista a ignacio martín en balón oval

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Bariátrica Venezolana ::  :: -